Solidaria acción encabezan COP y SND con apoyo de APF

Si hay algo positivo que podemos encontrar en esta crisis mundial del coronavirus, es la ya referida gran solidaridad que los deportistas han manifestado con los afectados.
Y este hecho, se da tanto a nivel individual por parte de atletas que otorgan genorosos aportes, como de entidades y asociaciones (como en el caso de la FAP hacia sus colegas de General Diaz y otros afectados por falta de percepción de sus haberes que les adeudan los clubes).
Mientras se suceden los ejemplos en el mundo, con deportistas de todas las disciplinas; en nuestro país, cobra contenido viral la unión de las tres más fuertes entidades deportivas con que cuenta nuestro deporte: la SND, el COP y la APF.
Las dos primeras como reguladoras del quehacer del musculo a nivel oficial y privado y la entidad balompédica como la más antigua poderosa organización privada integrada por clubes, han unido esfuerzos para enfrentar a la pandemia e iniciaron la recolección y distribución de ayuda económica, alimentos, insumos y artículos de limpieza que se distribuyen entre los paraguayos más carenciados.
Garantiza la transparencia del emprendimiento la empresa Auditora AYCA. Los interesados en hacer llegar sus donaciones pueden hacerlo en la cuenta número 9 0 0 5 5 9 2 3 7 de Visión Banco, a nombre del Comité Olímpico Paraguayo

TAMBIEN LA YMCA
La Asociación Cristiana de Jovenes (por sus siglas en ingles YMCA) se hizo sentir nuevamente en un momento de extrema necesidad, como su carácter marcadamente solidario lo impone. Las filiales de Capital y San Lorenzo de la benemérita entidad internacional, han emprendido una gran tarea de asistencia a compatriotas sin recursos ni empleos.
La «Aso» como cariñosamente se le conoce en el ambiente deportivo y social de nuestro pais, fue cuna de grandes deportistas y especialmente proyectó tanto en Uruguay como en Brasil y en nuestro propio pais, los primeros pasos del futbol de salón. Antes, en sus instalaciones tambien el basquetbol conoció su origen y primeros pasos.
En nuestro pais, la Asociación Cristiana de Jovenes conformó uno de los más brillantes equipos de los albores de nuestro salonismo, con uno de los goleadores del primer sudamericano, Alberto Alcorta, los hermanos Carlos y Jorge Willigs y otras figuras de gran relieve que le llevaron a ganar el titulo de 1969 y a ser el primer representante paraguayo en los campeonatos sudamerianos de clubes campeones. Fue el que se jugó en Asunción, en el emblemático y recordado estadio Comuneros, en el que la «Aso» obtuvo el subcampeonato detras del invicto laureado Palmeiras de San Pablo, Brasil.

Entradas relacionadas