SALUDO A LA BANDERA

brunoesposito@telefonica.net.pe

Voluntad hubo, pero más fue el ruido que las nueces porque la Conferencia Internacional del pasado viernes 26 promovida por la Asociación de Maxi Básketball Perú no dejó nada que rescatar porque el tema de la «Recuperación del Básket Peruano» fue tratado tangencialmente por el argentino Alberto García, ex secretario general de FIBA América. Se sabía anticipadamente que ese nivel no es el que nos corresponde para arreglar nuestros graves problemas.
Hubo un paquete de conclusiones donde muy alegremente se intenta descubrir lo que es evidente y hasta ocioso. «La responsabilidad de estar suspendidos por la FIBA es de todos los peruanos que estamos ligados al básket del Perú, la FIBA no tiene responsabilidad en este hecho» reza literalmente el comunicado. A quien se le podría ocurrir semejante afirmación cuando se ha advertido que el problema es nuestro y de nadie más. Dos horas y minutos de conferencia para colegir algo así ??
En el rubro de recomendaciones lo propio. «Que la adecuación solicitada por FIBA tiene cerca de 5 años (la suspensión tiene cerca de dos años), creemos importante e imprescindible que el Gobierno Peruano al más alto nivel (Presidencia del Consejo de Ministros) lidere una reunión con el Ministro de Educación y el Ministro de Justicia y Derechos Humanos, a fin de solucionar los impases administrativos existentes en las distintas entidades estatales, hoy en día, llámese Instituto Peruano del Deporte, FPB y Registros Públicos».
Pudo y debió invocar la cita que hubiera un gesto indispensable. De renuncia irrevocable. Hablamos de la actual supuesta junta directiva de la federación y con ello convocar a elecciones tras depuración del Registro Deportivo Nacional para saber a ciencia cierta que ligas están habilitadas para elegir a sus nuevas autoridades. No queremos más tramposos en las bases. Eso faltó y debió ser lo más sustantivo. Así, con esta medida, podríamos tener una salida en un plazo no mayor de medio año.

Entradas relacionadas