PILO CABALLERO ASCIENDE A LO MÁS ALTO Y ETERNO

Falleció Elpidio «Pilo» Caballero. Todo un gran retazo de la historia del automovilismo deportivo paraguayo. Mano santa, hombre de gran sapiencia y para quien la mecánica no tenia secretos. El navegante más deseado por cuallquier piloto de rally de la primera época.

Ganó numerosas carreras. Pero el galardón seguramente más preciado fue el ser el primer vencedor del indómito Chaco, cuando la región se presentaba como un enigma indescifrable y totalmente desconocido.

Lo hizo como acompañante del duo Roberto Bittar, Luis Frnando Dumot que se impuso en la clase B en 1971, de la que pasaría a ser pronto, la prueba reina del automovlismo deportivo paraguayo.

De los tres corredores, sobrevive solo Meón, pues hace años ya partió victima de un cancer incurable entonces, el Pavo Bittar con la maquina Mercedes Benz 220 S.

Pilo aparte de sus grandes cualidades de conocedor de la mecánica era un excelente copiloto y piloto y su palabra cátedra en aquellos tiempos.

Su caracer tranquilo, su apariencia segura y serena, fue una inseparable estampa asociada a los dificiles y azarosos comienzos del automovilismo nacional. Su exitosa figura que supo subir a la más elevada consideración deportiva, vuela ahora más alto aún hacia la Eternidad.

Su partida por ello, provoca gran pena y consternación.

Para sus familiares y muchos seres queridos y amigos, nuestros votos de condolencias y cristiana resignación.

Entradas relacionadas