Pandemia

brunoesposito@telefonica.net.pe

Ni los más avezados productores de las series de los 60 que eran un boom en la televisión monocolor, hablamos de «Un Paso al Más Allá» o «Dimensión Desconocida» habrían imaginado que si acaso lanzaran un capítulo dedicado a una pandemia sanitaria que cerrara el mundo a toda posibilidad de vida social, podrían haber supuesto estar frente a un escenario irreal y capaz de mandarnos al manicomio.
La estamos pasando mal, unos más, otros menos. Primero en Asia, luego en Europa, y hace ya un buen tiempo en nuestra América, desde Estados Unidos hasta Cabo de Hornos, estamos sufriendo los malditos estragos de un virus invisible y perverso, que ha afectado a millones de personas y que cada día suma más las víctimas que se desparraman por todo territorio.
Mientras tanto el deporte está a la zaga de las actividades que volverán a contar con el VB pleno de las autoridades, previa suscripción de un exigente protocolo sanitario que en el mejor de los casos lo único que podría permitir es dar luz verde al deporte en la medida que se discuta a puertas cerradas, lo que quiere decir, que sus cultores no gozarán del merecido aplauso de sus parciales, hasta otra oportunidad.
Fatal el momento del siglo XXI.
Queremos vivir para saber de que se trata cuando políticos y médicos nos hablan de una «nueva normalidad» post pandemia. Por ahora hemos perdido más de un 25 por ciento del año con los brazos cruzados y haciendo todo a control remoto, metidos en una realidad dura. Una realidad que nos señala un camino irreversible. El mundo no volverá jamás a ser el de antes.

Entradas relacionadas