GROSERIA

brunoesposito@telefonica.net.pe

Peor no pudo ser el reinicio de la Liga 1, que insistimos, se hace en forma irresponsable, sin tomar nota que la crisis sanitaria nos llena cada día de estadísticas llenas de dolor, que no sabemos cuando parará esta pandemia en el país, que tiene a todas luces, su caldo de cultivo en el irrespeto de las normas expresadas una y mil veces por las autoridades.

Se jugaba el choque entre Academia Cantolao y Universitario en el Estadio Nacional. Fue un partido chato, descolorido, sin brillo, el marcador traduce la pobreza de lo exhibido por ambos equipos. Cero a cero. Hasta allí en tres palabras lo que sucedió en el campo. La grosería fue afuera, en los alrededores del escenario donde la policía se vió rebasada por la irracionalidad y la insensatez.

Un numeroso grupo de sujetos provisto de bombardas, banderolas y pirotécnicos armó un colosal burdel. Desprovistos en su mayoría de las mascarillas ordenadas por el Ministerio de Salud, reuniéndose en la calle lo que está prohibido en este tiempo, hicieron lo que le vino en gana, generando caos y malestar entre la gente que circulaba por allí.Celebrar los 96 años de la «U» de esta forma, se pregunta el hincha serio y responsable, el hincha que quiere a su club. La «U» no se merecía este espectáculo, menos generado por tanto desadaptado.

Entradas relacionadas