EL BOMBERO

brunoesposito@telefonica.net.pe
Alberto García, un expedito dirigente del basket continental va a estar en conferencia virtual este viernes con el Perú. Se le presenta como el ex secretario general de FIBA Américas, es decir, la fenecida COPABA. Ha aceptado el diálogo a través de la Asociación Maxibásket del Perú actuando como moderador Lalo Airaldi, a quien todos recuerdan como gran jugador pero sin trayectoria directriz.El tema es la «Recuperación del Básketball Peruano», deporte que está hecho trizas, que no tiene vida hace un montón de años y que ha vuelto a tocar fondo. Ya tiempo atrás García actuando como un verdadero bombero salvó a Perú de una suspensión internacional más extensa cuando era presidente el finado Jorge Ferreyros. En ese entonces hubo una grosera intervención estatal a la que se prestaron ciertos individuos para aparecer como «Comisión Reorganizadora de la FPB» entre ellos Richard Porras.Años más tarde se repitió el hecho y esta vez maquillaron la intervención con Arturo Woodman como jefe del IPD que le cambió el nombre a la grosería y entonces la bautizaron «Grupo de Trabajo» integrado por el Pulpo Sangio, Oscar Sevilla y Oscar Ortigosa.El bombero García también nos salvó.La actual situación parece ser la más idónea pero es la más difícil porque la gente que se ha instalado en la FPB cuenta con el apoyo de ligas apócrifas y hasta de dudosa inscripción en el Registro Nacional del Deporte RENADE. Ese grupo tiene los votos, o tuvo los votos, pero a la fecha su decadencia es absoluta porque Asubásbet, organismo en Sudamérica de FIBA, no lo reconoce porque hubo un cúmulo de irregularidades en el proceso eleccionario.El IPD le pidió a Ricardo Duarte, emblemático ex jugador, que se encargara del entuerto a través de un renovado «Grupo de Trabajo». Abandonó el reto al no tener apoyo para fumigar la FPF.Ya nos costó estar ausentes de los Panamericanos de Lima, la actividad local es inexistente, no podemos concurrir a ningún torneo internacional, García dudo que haga algo. Está con las manos atadas, más aún hoy que ya dejó la dirigencia activa. Esta vez el bombero no podrá apagar el fuego.

Entradas relacionadas