nsaban2014

beterbievganador

En el Casino Lac Leamy de Gatineau, Quebec, Canadá, el ruso Artur Beterbiev, sumó su undécima victoria consecutiva por la via contundente del KO, derrotando al paraguayo Isidro Ranoni Prieto a los 2'44" del primer asalto.

Muy poco fue lo que pudo verse. El europeo, radicado en Montreal donde es ídolo deportivo, le cedió la iniciativa a Ranoni esperando astutamente que se abra su guardia para descargar su artilleria. Pasado el primer minuto encontró la brecha y derribó a Ranoni que sufrió un tempranero hematoma en el pómulo izquierdo y empezó a deslizar sangre de las fosas nasales.

Fue una verdadera bomba, capaz de derribar una montaña. Pero el paraguayo no solo se incorporó sino que fue nuevamente adelante, tratando de reestructurar su postura en el ring. Pero al salir de un clinch, otra vez el gran contragolpe del ruso propició una seguidilla de golpes que terminaron por devolver al Guerrero a la lona. El intento de reincorporarse fue en vano. El árbitro Michael Griffin determinó el final y con ello el sueño de nuestro campeón se convirtió en pesadilla.

La pelea se pudo seguir por internet desde el portal del canal informativo argentino CN23 con el relato de Osvaldo Principi, quien destacó en todo momento la expectativa de dos paises por el buen resultado de Ranoni, conceptuandolo como el boxeador de dos banderas (Argentina y Paraguay). Sin embargo, al subir al ring, solo se vio la celeste y blanca del hermano y vecino pais, que le dio todo al pugilista. La tricolor estuvo ausente, asi como el respaldo del Estado (que vino a buscar y no fue escuchado) y empresas paraguayas, que absolutamente nada le pueden reclamar.

Con horfandad total de paraguayos (no hubo uno solo cerca de Isidro en esta instancia crucial de su carrera), subió al cuadrilátero con un respaldo inédito de todo un gran equipo que conformaron sus managers los hermanos Roberto y Sergio Rodriguez quienes tambien asistieron a la velada.

Como nunca antes había ocurrido con boxeador paraguayo profesional alguno, en su rincón estuvo su entrenador titular Fernando Peralta, un asesor cubano-americano especialmente contratado para asistirlo, Dan Soto; un preparador fisico, Germán Blanco y un cura-heridas, Nahuel Razo.

No se puede inferir que dejaron de cuidarse algunos detalles en cuanto a la preparación de esta pelea por parte del paraguayo que ya un mes y medio antes estuvo concentrado en Estados Unidos y tuvo los sparrings necesarios, varios europeos radicados en Orlando.

El boxeo es un deporte muy ingrato muchas veces, como le tocó ahora a Isidro experimentar, pues se paga demasiado caro cuando se tiene la osadía de enfrentar atacando a un boxeador de la potencia, dinamita en los puños y efectividad como Beterbiev, que además demostró con eficacia infalible, otra arma mortífera de atesora en su rica gama de recursos: el contragolpe.

EL FUTURO

El desenlace de este combate ubica en planos diametralmente a sus protagonistas. Beterbiev es aparte de campeon norteamericano de la AMB y mundial plata del CMB, retador obligado ya sea de Andre Ward (EEUU) que posee ahora las coronas de tres de las cuatro principales organizaciones mundiales, luego de haber vencido, en fallo polémico al ruso Sergey Kovalev, como también la del Consejo Mundial que posee el veterano y próximo a retirarse campeón haitiano Adonis Stevenson.

Ranoni, que pasará navidad en Nueva York en escala de retorno a la Argentina, de Ezeiza seguirá hasta Viedma para recibir con sus hijos el nuevo año en el que deberá replantear su futuro. Hasta ahora, incluso después de la pérdida de su invicto ante el colombiano Eleider Alvarez el año pasado, cada vez iba colocando la vara más elevada en busca de una oportunidad para dar el gran salto que ante Beterbiev no solo no lo pudo dar sino que se estrelló violentamente al sufrir la primera derrota por fuera de combate de toda su carrera.

Su temperamento de gran luchador, es el mejor capital que podrá exhibir para reponerse de este contraste y reencausar una carrera en la que todavía no dio todo lo que puede. Además, como deportista, él sabe y ahora podrá experimentar una realidad que alienta aún en los momentos más amargos: que el deporte siempre da revancha y las derrotas de hoy, si se asumen con actitud de serena aceptación y atesorando las enseñanzas que cada lucha deja, se pueden convertir en los triunfos del mañana.

Corporación Deportiva Fénix

cocha2017

Niní, Mujeres reales!

bolivarianosstamarta2017