Opinión

Compartir

pggpic

Paraguay puede decir con satisfacción misión cumplida en los Juegos Odesur 2014.

El objetivo de superación está realizado. Se llegó a la más alta producción cualitativa en diez ediciones celebradas hasta la fecha, gracias a las tres medallas de oro alcanzadas por Victor Fatecha, Camila Pirelli y Julieta Granada.

Con ello, se igualó en cantidad de metales, la gestión de la ya lejana Valencia 1994, cuando también como ahora, el deporte madre aportó dos preseas aureas entonces con Ramón Giménez Gaona y Nery Kennedy y la restante constituyó el primer histórico oro de rango olímpico de una mujer paraguaya, alcanzado por la taekwondista  Rocío Viveros.

A diferencia de lo acontecido en aquella edición hace veinte años, se estuvo muy cerca de una cuarta medalla, detenida en el camino solo con aleación de plata. Y fueron cinco posibilidades no concretas, pero igualmente valiosas posiciones, que sirvieron para dejarnos en un noveno puesto general entre catorce paises participantes en Odesur, tal cual ocurrió en Medellín 2010. 

Hasta el último día estabamos octavos, pero la panameña Carolena Carstens, en las postrimerías de la justa de Santiago, le dió a su pais un cuarto oro en la justa de taekwondo de 57 kilos, que le permitió a la nación del itsmo escalar a la posición numero 8 por encima de la nuestra.

La representación nacional con 192 atletas participantes, fue igualmente la mayor de todos los tiempos en materia de cantidad de deportistas. Al podio subieron diez representantes de solo seis de las 27 disciplinas: atletismo, golf, tenis, tenis de mesa (con dos medallas cada una), natación y karate (con una).

Una reflexión a propósito de esta estadística: los Juegos Odesur son junto a los Bolivarianos, las justas polideportivas en las que mejores perspectivas de éxito podemos ambicionar. Por ello, justifica la diversidad de deportes y el volumen de nuestra representación, dado que la meta de todo competidor es llegar a la escena internacional y fijarse esos objetivos es provechoso para el progreso personal de cada uno. 

Sin embargo, se dio en estos juegos y en varias disciplinas, una suerte de "crónica de muerte anunciada", cuando varios de nuestros exponentes, quedaron prematuramente eliminados, sin chance alguna de avanzar.

Esto nos lleva a colegir que la misma acción que a nivel mundial, el COI ejerce para frenar el gigantismo de sus juegos mayores, estableciendo un criterio de marcas mínimas, el COP deberá encarar alguna suerte de cedazo que limite una participación intrascendente y hasta frustrante para los protagonistas que no tienen la capacidad mínima para intervenir en tan exigentes niveles competitivos. 

Compartir

pggpicLa auspiciosa gestión inicial del seleccionado nacional de baloncesto femenino paraguayo en los Juegos Odesur de Santiago, revive una muy especial característica que adorna a las basquetbolistas nacionales desde antaño: su temple indomable que les llevó a ser merecedoras del mote de "panteras", cuando conquistaron el histórico primer título continental para el deporte nacional a nivel de selecciones.

En vísperas del arranque del ultimo campeonato sudamericano femenino de mayores de Mendoza, Argentina, el sábado 3 de agosto de 2013, en el diario ULTIMA HORA, el periodista, investigador y gran rescatador de verdaderas joyas de nuestro acerbo musical y folklórico, Mario Rubén Alvarez, sacaba a luz el tema "Campeonas del 52" (letra y música de don Eladio Martínez, "El Grande") cuyo texto reproducimos al pié de este comentario.

A raíz de este hecho y por una cuestión de justicia histórica, de respeto a nuestra fauna y de repulsa a las malas copias de motes que no nos corresponden, dejamos de utilizar el prestado calificativo de "leonas" que se empezó a utilizar para catalogar a nuestras basquetbolistas y a acompañar el rescate de las "panteras del cesto".

Ciertamente la hoy muy castigada selva paraguaya por la salvaje depredación, jamás contó entre sus ejemplares del reino animal con leones. En cambio sí, el yaguareté ha sabido enseñorearse en ella.

En otro deporte y en otro país hermano, la prensa identificó como leonas a las míticas campeonas argentinas del hockey. Nada tiene que ver con ellas ni nuestro básquetbol y menos nuestra fauna.

Palabras más, vocablos menos, esto expusimos cuando desde Mendoza despachamos nuestros informes para ULTIMA HORA el año pasado en el precitado campeonato sudamericano. Fue así que la tradicional sección de apostillas, rotulamos "Panteras del Cesto".

Queda hecha esta aclaración para justificar por qué en "PURO DEPORTE" cuando nos referimos a nuestras cestobolistas no nos referimos a leonas sino a panteras.

En circunstancias semejantes, explicamos en su momento la razón por la que borramos de nuestro léxico (ya hace tiempo) la denominación de "divisiones inferiores" reemplazandola por "categorías formativas", pues sus cultores no son menos que nadie y solo les falta que el transcurso del tiempo los ubique incluso como mayores.

CAMPEONAS DEL 52
Letra y música de Eladio Martínez

Las campeonas del baloncesto son paraguayas

en recia lucha llegaron invictas a la final

por sus arterias fluye sangre de Residentas

gloria perenne que arrulla el suelo del Paraguay.

Cinco panteras que se escaparon de nuestra selva

para batirse en franca lucha sin dar cuartel

Mamacha López, Cira Escudero, Battaglia, Eckaverg,

María Teresa, temple de acero, boca de miel.

María Teresa, con su prestancia de gran zaguera.

Mamacha López con su prestancia es una luz

y la Battaglia, qué jugadora, madre querida,

que con sus dobles nos estremece el corazón.

Cira Escudero, puro cerebro, marca la ruta;

la Heidi Pupe merece un premio de la afición:

Rojas y Rojas, con su enseñanza tan efectiva,

Sustenta el sueño que arrulla el suelo paraguayo.

Coro

Okapúma Perú, campeona chilena akapúma avei,

boliviana okapu, argentina okapu

ha ipahápe Brasil okapúnte avei;

la afición ogosa, campeona ñasê,

ñambovíva entero torypápe ko ñane retâ.

 

Compartir

mbmpicSantaní una vez más fue sede de un campeonato nacional de handbol, un deporte fuertemente arraigado en esta comunidad.

Como en anteriores ocasiones, nos tocó vivir toda una gran fiesta, con el valor agregado en este caso para los anfitriones de haber alcanzado un título en la rama femenina, que les fue esquivo en la anterior ocasión en la que fueron locales.

Como siempre, la organización que imprimió la dirigencia santaniana fue excelente.

En esta edición 2014, la selección de damas santaniana fue arrasadora y se impuso en todos sus partidos. Ganó de punta a punta el torneo y con amplitud en el partido final ante Amambay. Le fue mucho más complicado el lance anterior de semifinales, cuando sacaron del torneo a las campeonas defensores de Caaguazú.

Amambay tuvo a la goleadora del torneo, Milena Insfran quien anotó 33 tantos.

La arquera menos vencida fue Laura Rodríguez de Santani.

Así como Santaní en damas tuvo un paso seguro, firme y triunfal, sin tropiezos, en la masculina Villarrica hizo lo mismo y recuperó la primacía que había perdido en los dos ultimos años ante Ypané al que justamente doblegó en la competencia decisiva.

Goleador del campeonato fue Jorge Duarte de Hernandarias con 54 anotaciones y golero menos vencido Cristian Decoud de Villarrica.

Los organizadores rindieron un justo reconocimiento a dirigentes que mucho aportaron al handbol de tierra adentro como Enrique Fernandez,
Miryam Martinez y Otilia Venialgo de Martinez.

Ahora ya empezó la eliminatoria de un nuevo nacional: en este caso es en la categoría sub 14 cuyas finales se harán en ambas ramas en la ciudad de Hernandarias, del 11 al 13 de abril venidero.

Por MARIO BELÉN MOREIRA

 

Corporación Deportiva Fénix

bolivarianosstamarta2017

ODESUR Juventud 2017

Niní, Mujeres reales!