Opinión

Compartir

pggpic

Por más que estemos ausentes en el mundial de futbol, del que nuestra albirroja se despidió mucho antes de estas históricas finales, la máxima cita balompédica en el orbe no tiene ajena a nuestra afición.

Lo del “Maracanazo” de 1950, que hasta hoy era el más doloroso capítulo en la historia del balompié policampeón mundial, fue lejos superado esta vez por la mayor goleada de todos los tiempos que sufrió la gloriosa selección “verde-amarela”. Es también la humillación futbolística más abultada para un anfitrión mundialista en la historia de estos campeonatos.

Ante la decepción enorme que este resultado registró en el hermano país, es bueno recordar que solo se trata de una competición deportiva y que no se deben mezclar los tantos ni magnificar más allá de esta área los alcances y consecuencias de un episodio triste y único estadísticamente hablando (nunca Brasil había sufrido siete goles en contra y solo se registraba como máxima diferencia de seis tantos ahora repetida, la derrota ante Uruguay en la copa América de 1920)

En medio de esta verdadera hecatombe solo futbolística, las primeras reacciones preocupan y merecen una reflexión más serena y resaltar por sobre todo que Brasil perdió apenas un partido de fútbol y un mundial que en nada pueden ser tan importantes como la vida de una nación, la salud, la convivencia armoniosa, el respeto y la conciencia ciudadana por lo que no se justifican desbordes como incendios provocados, quema de bandera, saqueos y excesos de todo tipo que afloraron.
En medio de ellos, también se rescatan algunos gestos de grandeza notables, como el del apabullado golero Julio César que reconoció hidalgamente la superioridad y felicitó a sus “verdugos” y las lágrimas y disculpas de David Luiz quien expresó: “Brasil es feliz gracias al fútbol. Le pedimos perdón a todos los hinchas".

En la historia de los mundiales la dureza del golpe que Europa le dio a Sudamérica no tiene antecedentes.

Ahora Argentina es la que deberá defender el prestigio de nuestro continente y consiguió llegar a una final en condiciones muy diferentes a los teutones, que ya en 45 minutos iniciales de su lance ante Brasil, tenian asegurada su ubicación. Los albicelestes en cambio debieron soportar la carga física y psiquica de alargue y penales y arriban a este desenlace con un desgaste mucho mayor que le puede pasar factura.

A priori los germanos llegan mejor posicionados y con un estimulo animico superlativo.

Asimismo arribaban a la definición del mundial de Suiza 1954 los integrantes del ballet húngaro, que habían goleado en la etapa previa a Alemania 7 a 1. Pero perdieron la final. Si se repite la historia con los que hace sesenta años resultaron victoriosos, el futbol sudamericano con Argentina como estandarte, será el que salga airoso.

 

 

Compartir

 

pggpicEl tenis paraguayo nuevamente nos da motivo para alegrarnos. Hoy, en los escalafones de la WTA, las dos principales raquetas paraguayas, Verónica Cepede y Montserrat González Benítez, alcanzaron sus rankings máximos históricos, tanto en singles como en dobles.

Son cinco las figuras del tenis femenino que hoy ostentan ranking mundial, tanto en singles como en dobles, mientras el único jugador, pese a hallarse hace casi un año inactivo, que con dos torneos puntuables en Bolivia el año pasado, conserva aún escalafón mundial, es Gustavito Ramirez.

Si bien la realidad del tenis masculino es diametralmente opuesta a la de las mujeres, se dan atisbos alentadores de una recuperación que es la meta inmediata, despues de haber tocado fondo por segunda vez al caer a la última categoría (grupo 3 de ascenso) en la copa Davis mientras las damas orillaron un nuevo ingreso al quali mundial, perdiendo en el último tie ante Brasil.

El loable gesto de los jovenes integrantes del plantel nacional de copa Davis, encabezados por Diego Galeano, conformando un gran emprendimiento de clínicas itinerantes para los jovenes cultores del tenis del interior del pais, es algo digno de ejemplo y aplauso.

Tambien a nivel junior, Paraguay se hace sentir como anfitrión en estos dias, con la celebracion por una parte del Paraguay Junior Open de Rakiura en la presente semana y el montje en la próxima del Mburucuyá Bowl en el Yacht y Golf Club. 

En la primera de estas competiciones que completarán cuatro acontecimientos juveniles con puntaje ITF y COSAT en la presente temporada, ya comenzó exitosamente la defensa del título que logró en 2013 la sembrada 1 en el certamen, Gabriela Ferreira Sanabria.

Otros tres jugadores nacionales obtuvieron cetros entonces en la división principal: Lucas Escobar Lombardo en singles, Bruno Britez Risso y Alex Gustavo Ruiz Diaz en dobles.

 

 

Compartir

 

pggpic

El golf paraguayo sigue dando que hablar. Siendo un deporte con la más mínima infraestructura imaginable, en tiempos en que había solo dos clubes en actividad, permitió el advenimiento del más grande pionero y jugador en la élite internacional de esta disciplina en el pais (Carlos Franco).

Después llegó al encumbramiento mundial en la rama femenina con un dueto que ya descolló en el ámbito juvenil y que ganó en el profesional en Sun City en 2007 la copa del mundo por naciones, con Julieta Granada y Celeste Troche.

La primera igualmente, marcó un hito en la historia de la cadena LPGA al ser la primera ganadora de un certamen con bolsa del millón de dolares.    

Desde que Carlos Franco en aquella histórica temporada de 1999 inscribió por primera vez su nombre y el de un paraguayo como ganador de un torneo del PGA Tour (el  9 de mayo en el Compaq Classic de Nueva Orleans, EEUU), la consideración que ganó el golf de nuestro pais fue muy diferente. 

El propio Franco se encargó de enriquecer sus lauros, siendo "novato del año" en su mejor temporada, la de 1999 y consiguiendo despues eslabonar cuatro titulos del PGA Tour.

Los jugadores paraguayos que antes solo desde lejos apreciaban los circuitos internacionales, comenzaron a ser protagonistas en ellos.

Y hoy, en un mismo dia, en dos de los más grandes circuitos del orbe, el European Tour y el LPGA, en forma simultanea, terminaban dos de los jovenes brillantes exponentes de esta disciplina en la escena internacional, con un titulo y un octavo puesto. Respectivamente esas fueron las posiciones finales de Fabrizio Zanotti en el BMW Open de Colonia, Alemania y de Julieta Granada, en Arkansas, EEUU.

A la par del florecimiento de figuras que siguen la huella trazada por Carlos Franco, el golf paraguayo ha registrado un gran crecimiento en infraestructura para la que el mismo gran pionero precitado aportó su valiosa inversión construyendo su propio completo en Arroyos y Esteros.

Más canchas, un driving cuya primera etapa ya se inauguró en el año 2012 y conquistas diversas, incluso en la esfera olimpica con el reciente titulo boliviariano de Julieta Granada, son testimonios elocuentes de lo que este milagroso golf paraguayo ha sido capaz de generar y alcanzar.

Resultados como los que se materializaron este ultimo domingo de junio con un cetro inédito de Fabrizio Zanotti en el European Tour y la cuarta ubicación final como top ten en un torneo de la temporada 2014 de Julieta, nos garantizan que la bonanza y los logros se seguirán dando sin solución de continuidad.

 

Corporación Deportiva Fénix

Cocha 2018

Niní, Mujeres reales!