Opinión

Mar11Dic 2018
Compartir

Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Frente a los ojos de la afición en todo el orbe, River Plate se consagró ganador de la Copa Libertadores de América al imponerse con marcador global 5 a 3 a Boca Juniors. El partido que sufrió hasta quince días de postergación se jugó en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid ante un esperado lleno de bandera, con miles de argentinos llegados desde su país exponiendo para hacer el viaje sus recursos personales, incluso hasta su matrimonio y en algunos casos, habiendo perdido su trabajo por cuanto no se le otorgó el permiso correspondiente. (Clarín del 08.12)
Fue un choque insulso hasta que llegó el primer gol de Benedetto para los xeneizes, el compromiso no revestía jugadas de calidad, con reiteradas imprecisiones, acaso nervios, eso sí con dominio alternado, pero aún así estaba muy lejos de lo que se esperaba. Tomemos en cuenta que la prensa argentina se había encargado de levantar el encuentro con un cúmulo de adjetivos y opiniones que parecía que se disputara el domingo la final del mundo, como si los clubes europeos no existieran.
Lo claro es que a la exquisita anotación de Benedetto en la valla de Armani, se agregaron luego los tres goles de los millonarios por acciones de Prato, Quintero y Martínez, a cada cual mejor concebido, que hizo del cotejo lo anunciado desde varios días antes, es decir, una final que podía devolverle al fútbol los alcances del juego soñado.
A partir del segundo tiempo las cosas fueron muy distintas porque el cuadro de Núñez se vió obligado a apretar a los boquenses en todos los sectores del campo, jugó con anticipación y agresividad, salió a flote su perfil atildado mostrando un mejor manejo del balón, es decir, lució superior y así se llegó el empate, más tarde el alargue en el que River se puso adelante primero por dos a uno cerrando el match con un 3 a 1 concluyente.
Si hubo un momento en que el partido tuvo un quiebre, debemos precisar que ocurrió cuando el juez uruguayo Cunha se equivocó con la expulsión de Barrios a quien se le mostró una segunda tarjeta amarilla quedando Boca en inferioridad de condiciones. Con 10 y más tarde con 9 ante la lesión de Fernando Gago que ya en Lima tiempo atrás había sufrido algo similar defendiendo a la selección platense, se esfumaron todas las esperanzas del cuadro azul y oro.
River suma una nueva corona a su estimulante campaña. Boca Juniors se queda con un mal sabor de boca, porque además se ha anunciado que Guillermo Barros Schelotto dejará la conducción técnica para dirigir en los Estados Unidos o España. Una lástima porque las campañas que no llegan a cumplir su objetivo pleno, no traducen fracaso necesariamente. Y este podría ser el caso del club boquense.

Lun10Dic 2018
Compartir

Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Ya no está rodeado de las imágenes del Señor de los Milagros, el escritorio que usó durante los últimos cuatro años para librarse de tantas acusaciones ya no le servirá de parapeto. La oficina de ese dorado y efímero reinado presidencial son ahora mudos testigos. Se le terminaron hasta los descuentos. Como dice algún locutor: La hora es la hora.
Y la hora se cumplió el miércoles pasado cuando estaba cantado que su gobierno de impunidad debía llegar a su fin. Así lo ordenó el Poder Judicial desde Chiclayo.
Ya no tiene una prensa blandengue, chupamedias, acaso mermelera a su lado, ya no tiene escuderos, hoy está solo.
Hablamos de Edwin Oviedo. Aparece en el comedor de su casa donde la memoria le falla para ubicar sus documentos, su celular, menos los expedientes que lo comprometen y revelan sus malas artes. Así contesta a la fiscal que lo encara para que a los pocos segundos dispondrá su apresamiento y encarcelamiento al haberse resuelto prisión preventiva de 18 meses.
Todas los cargos son graves, para ser exactos, gravísimos.
Mientras tanto su tozudez nos lleva a establecer una vez más que bien pudo renunciar meses atrás y evitar este bochorno que deja mal parado al ente rector del fútbol nacional, porque se entiende que usó el alto cargo para crear una auréola de inmunidad a su alrededor, como si se tratara de un individuo omnipotente, el único que podría llevar con éxito a nuestro seleccionado al Mundial de Rusia.
Acaso no se recuerda ese viaje a Suiza para acompañar a Paolo Guerrero para que libere el TAS de su conflictiva suspensión ? Como reaccionó el centro delantero peruano cuándo lo vió a su lado como convidado de piedra ?
A las pocas horas del desembarco, se anunció que Agustín Lozano tomará el timón de la entidad en su condición de vice presidente. Lozano en algún momento quiso ocupar el más alto cargo, pero Oviedo le ganó por puesta de mano luego de traicionar a Federico Cúneo que era quien se postulaba para reemplazar a Manuel Burga.
Dicen que todo sigue igual en la FPF.
Sería terrible que fuera así. Queremos cambios. Que se haga una fumigación de aquellos que llegaron con Oviedo para manejar a su antojo la federación. Cuando se convocaron una serie de improvisados sin ningún conocimiento y que fungen de directivos. De gente que ha llevado a un descalabro y distanciamiento con la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional que es el órgano soporte del balompié rentado.
Fuera esa gente !!!

Compartir

 

Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

A siete meses que se inauguren los Juegos Panamericanos de Lima, este medio ha accedido a una información que podría originar alguna situación imprevista en los planes de la organización, al haberse afirmado que la delegación de los Estados Unidos habría decidido no hacer uso de la Villa Panamericana en Villa El Salvador (al sur de la capital) y acuartelar a sus numerosos deportistas en un hotel cinco estrellas.
Ello significaría una baja importante para el esfuerzo que viene haciendo el Comité Organizador y sus activos directivos si consideramos que la presencia de los atletas norteamericanos en la villa es un respaldo tácito a quienes han trabajado con tanta unción y denuedo, camino a esa histórica jornada deportiva.
Los términos de la información que manejamos es que los "enviados especiales" de los Estados Unidos, que visitaron nuestro país hace algunas semanas, han observado las dificultades de la movilización hacia la zona del hospedaje y preferirían un lugar más conectado con los escenarios, por cuanto, en efecto, Villa El Salvador está bastante alejada de la capital y por ende de la Villa Deportiva Nacional y otros campos.
No se ha hecho mención al tema de seguridad que siempre es primera prioridad para muchas delegaciones, en especial, para los Estados Unidos de Norteamérica, aún cuanto se reconoce que el lugar donde se construye la Villa Panamericana no está rodeada de las mejores condiciones, más bien podría abonar en un incremento de las medidas de protección para los atletas visitantes en Julio próximo.
Se ha dicho de igual manera que la delegación de los estadounidenses utilizará las instalaciones del colegio Roosevelt en Surco, convirtiéndolo en su cuartel de entrenamiento, aprovechando que precisamente entre Julio y Agosto se dan las vacaciones escolares en el país, pese a que ciertos centros educativos particulares tienen fechas diferentes de descanso en Fiestas Patrias. Uno de ellos podría ser el Roosevelt precisamente.
Que recordemos en eventos de tanta jerarquía como Juegos Olímpicos, por ejemplo, hemos visto a nuestro tirador Pancho Boza alojarse fuera de la Villa Olímpica por cercanía al campo oficial de tiro, ocurrió por ejemplo en Atlanta 96.
Claro está que una cosa es un deportista individual que por mantener su nivel de competencia elije otra opción.
Muy diferente a una delegación completa que se aparta del alojamiento, alimentación, transporte, etc. en la Villa Panamericana que le brinda el Comité Organizador. Es un gesto que rompe la integración de los miles de atletas que concurrirán a Lima. Algo que no se siente muy grato.

 

 

Arequipa - Perú 2018

Corporación Deportiva Fénix

baires2018

Niní, Mujeres reales!