Opinión

Jue24Ene 2019
Compartir

Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Una reunión de las principales autoridades del Comité Organizador de los Juegos Panamericanos de Lima con las congresistas de Fuerza Popular, Leyla Chihuán y Ursula Letona permitió poner el dedo en la llaga al exigirse que el Ministerio de Educación proceda a hacer las propuestas de las personas más indicadas para ocupar la jefatura del Instituto Peruano del Deporte. A partir de allí el presidente del Consejo de Ministros con el visto bueno de Martín Vizcarra procedería a su designación oficial.
Ayer, luego de la evaluación de los avances en infraestructura y los retrasos en materia de accesos viales a los escenarios deportivos que se usarán a partir del 26 de Julio, ambas parlamentarias no pudieron dejar de abordar el tema que tiene ya varias semanas de postergación, sin ofrecer ninguna explicación, y tal como lo hemos dicho varias veces en este mismo espacio, en el Perú lo transitorio se convierte en permanente. El IPD no ha sido la excepción por cuanto a mitad de Noviembre pasado se le encargó la jefatura a Susana Córdova cuando el ministro Daniel Alfaro anunciaba por todo lo alto que no pasaría de Diciembre el relevo de Oscar Fernández, renunciante desde Agosto del 2018.
Córdova es una funcionaria que labora en el Ministerio de Educación. Su relación con el deporte es inexistente.
Este momento de indecisión le complica la labor al Copal porque sin tener al frente un funcionario de alto nivel manejando el organismo, no sería nada raro que muchas gestiones estén pasando a segundo plano. Ello hasta que el Poder Ejecutivo entienda que no es dable tanto maltrato al deporte nacional. Más aún, y lo repetimos sin rodeos, estando muy cerca de los JJPP que necesita gente calificada para apurar los expedientes que tienen primera prioridad y que hoy podrían estar encarpetados.
La grita de Chihuán y Letona no creemos que resulte suficiente para hacerle ver a las autoridades su deficiente gestión. Nos da la impresión que una vez más estamos ante un panorama preocupante en el que el deporte no tiene ninguna importancia, a tal punto que el gabinete se percata de otras exigencias que si no atiende con prontitud, podrían afectar la imagen del Jefe de Estado.
De qué se trata ? Acaso cálculo político desde Palacio de Gobierno ? Por qué seguir postergando un nombramiento que se cae de maduro? Una irresponsabilidad inaceptable.

Mié23Ene 2019
Compartir

Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

En el fútbol es muy frecuente que se hable de una "desconcentración" cuando se producen acciones que tras gruesos errores se convierten en goles en contra. Lo vemos muchas veces en selecciones o en los equipos más renombrados que no pueden evitar caer en estos vacíos y con ello echan a perder todo un plan hurdido pensando en ganar un partido. Ocurre pese a tener en sus filas a renombrados elementos a los cuales se confía totalmente la responsabilidad pretendiendo que se conviertan en infalibles.
Estos baches se califican como momentos en que el "jugador se sale del juego", es decir, que no digiere su propia presión y termina vencido por las circunstancias que rodean determinada acción. Sucede en goleros, defensas, delanteros, todos yerran cuando los códigos nos señalan que sabrán atender la exigencia del momento.
Anoche hemos visto algo parecido a esto cuando nos quedamos congelados al apreciar la discusión del tercer set del match entre Serena Williams y Karolina Piskova por el Open de Australia en el que la norteamericana vencía con comodidad por 5 a 2 a la vigorosa checa, para declinar paulatinamente y sucumbir 7 - 5. Perdió cinco games en forma consecutiva y se le escapó de las manos el juego que la llevaba a la fase semifinal del primer grand slam del año 2019.
La trayectoria de Serena es mundialmente conocida, se trata de una jugadora con los mayores réditos en el deporte blanco y que ha acumulado las cifras más importantes en ingresos económicos. No pasa por nuestras mentes imaginar que podría sentirse vencida por las circunstancias por cuanto se recuerda que ella "ha obtenido 23 títulos individuales en estos torneos y ha ostentado la primera posición en el ranking WTA durante más de 300 semanas". Es decir, Serena es la reina del tenis por donde se le mire. Seguirá siéndolo ??
La historia asegura que es un ícono dentro del tenis y una derrota como la sufrida ante Piskova es para poner en debate si es una declinación o un anuncio del término de su carrera, porque transmite la sensación que si bien es cierto hubo un juego estupendo a cargo del rival de turno, no es menos cierto que el peso del compromiso le pasó factura, que allí no valió para nada la trayectoria, el nombre, los millones, nada funcionó a la hora de verse frente a una jugadora implacable.
Fuera Williams, junto a Federer y Murray, se están yendo grandes del espectáculo en Melbourne. Pero quedan otros y habrá que ver lo que nos depara la conclusión del Abierto que nos mantiene en vigilia y en zozobra de noche y de madrugada. Se recomienda prenderse de la tele y no perderse un solo game de tan brillante torneo.

Mar22Ene 2019
Compartir

Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Cuando se comenzaron a jugar los torneos sub 20 hace casi 50 años, se recuerda que la Confederación Sudamericana de Fútbol los denominada "Juventud de América", un nombre que le caía como anillo al dedo a propósito de sus ansias de promover las nuevas figuras del continente. Conforme las épocas avanzaron aparecieron los certámenes similares en el resto del orbe para posteriormente disputarse los mundiales que hoy alcanzan una cierta notoriedad con asistencias sugerentes y mejores recaudaciones, al margen de una respetable sintonía en los medios electrónicos.
FIFA advierte que existe una puja entre los postores para su organización aún cuando el Perú llevará adelante el próximo mundial sub 17, peor aún, luego que nadie quiso hacerse de ese pasivo y que para parar la olla debió interceder papá gobierno que ha puesto más de 560 mil dólares como parte de la inversión sin retorno.
En nuestro continente estos eventos iban a las capitales de los países, sin embargo se advirtió que no gravitaba como era de esperarse porque el interés estaba en otras cosas y se pensó que era propicio trasladar el espectáculo a ciudades de provincias. En los últimos años nuestra federación celebró un sudamericano sub 20 en Arequipa y en Tacna con Neymar en Brasil y hace unos años Argentina lo escenificó en Mendoza.
Lo que sí nunca pasó por la mente de la dirigencia fue llegar al extremo de regalar entradas, es decir, que ante la indiferencia del público local comenzar a entregar tickets de cortesía a los aficionados, más aún cuando el dueño de casa está de descanso.
Esto sucede hoy en Chile y precisamente para el doblete de esta tarde encontrábamos esa información en los medios acreditados ante la organización, en la que se señala que se ha levantado una infraestructura capaz de poder atender la demanda de la gente amante del fútbol, preguntamos, o mejor dicho, de la gente amante de ir al fútbol sin pagar encajándole a la Asociación del Fútbol de Chile el costo de un torneo que no alcanza a financiarse por si mismo. En un escenario así todos somos hinchas acérrimos del seleccionado anfitrión !!!
Son plausibles los esfuerzos de FIFA por difundir y promover el fútbol, en especial, cuando se trata de las divisiones menores. Es muy probable que del presente torneo tengamos pronto figuras diseminadas en clubes profesionales de América y Europa. Lo que debe manejarse es que no represente una carga pesada para los organizadores como todo parece indicar les estaría sucediendo a los vecinos del sur. La razón: el público mira de costado el certamen.