Opinión

Mié6Feb 2019
Compartir

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

El canal de televisión que transmite la Liga Nacional de Voley Superior Femenino desde hace unos ocho años acaba de hacer un informe muy preocupante respecto de los malos arbitrajes que se están dando en el torneo, achacando ese hecho y otras irregularidades a la falta de jueces idóneos. El domingo pasado el árbitro Luis Guanilo dirigió tres partidos, entre la torre y el campo, debiendo soportar durante unas siete horas, la presión del espectáculo, de jugadoras, entrenadores y aficionados, así como los 30 grados promedio de calor que se siente en Lima en las últimas semanas.
Todo esto se da en el Coliseo Niño Héroe Manuel Bonilla de Miraflores donde las altas temperaturas agobian a cualquier ser humano, por cuanto el ambiente se convierte en un sauna. En virtud de ello no sería nada raro que una persona que debe interpretar y aplicar el reglamento pierda la noción de lo que está haciendo. Y con ello entramos en una suma de desaciertos.
El informe periodístico tiene algunas precisiones en el sentido que se le están dado responsabilidades a jóvenes aprendices del arbitraje, incidiendo que eso podría ocurrir en otro nivel de competencia, caso ligas distritales o en el torneo Intermedio. Es decir, campeonatos de menor importancia.
Sin embargo estimamos que así como hay precisiones también hay imprecisiones. Digo esto porque se omite lo sustantivo para suscribir la verdadera razón para esta falencia. Contamos con un número muy reducido de jueces, por lo tanto, no podamos elegir porque no tenemos oficiales suficientes. Qué se ha hecho en los últimos 25 años para promover parejas arbitrales. Muy poco o nada.
Y la razón no es otra que el abandono en el que vive el voley masculino donde el panorama es desolador. Que sepamos se discute sólo un torneo al año, con no más de cuatro clubes, y un universo de jugadores que no supera el medio centenar. O sea, si no tenemos voley de varones como podríamos formar nuevos oficiales para dirigir los cotejos de la Liga Nacional. Qué planes tiene el Colegio de Arbitros de Voley cuya presidencia ha estado en los últimos años en manos de los internacionales Gonzáles y Samaniego.
El joven que tiene interés en el voley está mucho más cerca del arbitraje que aquellos que nunca tienen una relación con este deporte. Pero si no hay competencia interna tenemos un manifiesto vacío que nos lleva a este panorama, en el que no sabemos como enfrentar cuando un programa triple termina siendo dirigido por un mismo árbitro. Estamos expuestos a estos ingratos sucesos.

Mar5Feb 2019
Compartir

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La historia se repite cual ciclo que termina y se renueva. Estamos hablando de la forma como sabemos identificar a muchísimos jugadores, no precisamente por sus nombres de pila, sino por sus sobrenombres, que en un buen número son bautizados por la prensa acuciosa y dedicada a encontrar los detalles para llamarlos de forma muy coloquial.

Hace unos 60 años en el fútbol peruano aparecen las denominaciones más inverosímiles, pero también las que podían representar como era determinado jugador. A inicios de la década de los 70 Alianza Lima tenía una delantera extraordinaria con Baylón, Pitín, "Perico" León, Cubillas y "Babalú" Martínez. Años antes había aparecido el "Mono" Héctor Valle como puntero zurdo. Después el "perro" Roberto Aguero que militó también en Municipal y Manucci. Si de perros se trata no podíamos olvidar al "perro" Vílchez, lateral de Juan Aurich que jugó Copa Libertadores el 68. Y al poco tiempo teníamos al magistral "Poeta de la zurda" César Cueto, que no es el único en la historia porque KDT Nacional del Callao estuvo en la primera en los 60 con un velocísimo Elías Facusse, a quien Oscar Artacho llamaba el "Poeta de la zurda". Facusse jugaba con la medias abajo, mostrando unos muslos blanquecinos. El "Tanque" Maestri fue émulo del delantero del KDT (por las medias). "Perico" gran jugador, extraordinario centro delantero, tuvo un homónimo en Centro Iqueño con el manchao "Perico" Quintana, junto a "Frejol" Navarro, mientras en la zaga estaba el "gato" Félix Salinas, felino que se repitió décadas después con el meta Jesús Purizaga de UTC de Cajamarca y la selección. Horas de "Balán" Gonzáles, "Ciego" Oblitas" y "Camioneta" Olivares.

A mediados de los 70 estaba de moda el "Atómico" Héctor Bailetti que apareció en el desaparecido Porvenir Miraflores cuando teníamos varios locos en el arco como Carlos Novella en Mariscal Sucre, Carlos Burella en Defensor Lima, Walter Flores en "Echa Muni" y después del 90 a Christian del Mar en varios clubes. Estaba el "Mudo" Miguel Gutiérrez en Sporting Cristal, hoy viviendo en los EEUU y luego Alberto Rodríguez en La Florida, Universitario y la selección nacional. Ya circulaba con muchas camisetas en ese entonces el "Avestruz" Germán Carty, activo hasta los 42 años. No vayamos tan rápido sino dejamos en el camino al "Zorro"Alva de tienda crema actualizado años más tarde en Alianza Lima con el "zorrito" Wilmer Aguirre. Esa década es del despegue del "Puma" José Carranza en huestes merengues y de otro jugador de la época, el "Coyote" Julio Riveram al igual que la "Rana" Huertas, el "Pato" Cabanillas, el Gavilán" Fano y el "Zancudo" Olivares.

A la fecha, la "Culebra" Carrillo, la "Hiena" Gómez, el "Pincel" Sheput heredan la lista interminable de sobrenombres. Deben haber muchísimos más. La seguimos una de estas jornadas a ver si la memoria nos ayuda.

Lun4Feb 2019
Compartir

Columna de Bruno Esposito

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Equipos peruanos que en unos días jugarán la Copa Libertadores de América se alistan contra el tiempo. Ya lo hemos dicho y es momento de repetirlo. Pretenden lavarse la cara luego de tantísimos fracasos, años de sumar resultados adversos, para buscar alguna vez salir del ostracismo, como objetivo fundamental. Bien podríamos decir que sus presentaciones han rozado con la vergüenza deportiva. Caso mayúsculo de Sporting Cristal, y Alianza Lima, en menor cuantía FBC Melgar que ni siquiera supo aprovechar su condición de local en Arequipa donde los 2,300 metros sobre el nivel del mar no gravitaron en lo más mínimo. Se desprende que estamos hablando de sus actuaciones en la copa sin nada que exhibir.
Mientras los reflectores han estado puesto en aquellos que se alistan para el torneo continental, las informaciones no han faltado para Universitario de Deportes que jugó dos amistosos en Chile con sendas derrotas y se reinvindicó el sábad pasado venciendo a Universidad de Concepción por 1 a 0. El arrastre que tienen los cremas incide en los medios de comunicación que seguramente están llenos de hinchas de Odriozola.
Pero poco o nada se ha dicho para el club más representativo del fútbol del Primer Puerto de la República, en este caso Sport Boys, que este domingo empató sin goles con Universidad César Vallejo con una regular entrada en el Estadio Miguel Grau de Bellavista. Los rosados habían ya jugado otros encuentros a modo de preparación a puertas cerradas bajo la atenta mirada del técnico Jesús Alvarez que seguirá asumiendo esa responsabilidad en el presente año.
Boys en la temporada pasada la pasó muy mal y se jugó el pellejo hasta las últimas fechas cuando se dieron algunos resultados que lo beneficiaron y lo alejaron del drama del descenso. Es cierto que ganó cotejos claves. Probablemente este año no será su primer objetivo evitar la baja, pero sí sería bueno que se parta de reconocer que la campaña 2018 fue digna de echarla al olvido.
Mientras tanto el otro equipo chalaco en la división profesional Academia Cantolao mostró buen nivel en el amistoso dominical frente a Sporting Cristal que se impuso por 2 a 1, aunque quedó claro que los punteños siempre le dan dolores de cabeza a las huestes de La Florida. Los cambios de la dirección técnica en el campeón todavía no permite apreciar algo más concluyente en sus filas. Sin embargo algunos nuevos elementos se mostraron útiles caso Christian Gonzáles y Patricio Arce.
Así estamos a pocos días de romper los fuegos en la Liga Profesional, nombre rimbombante que no significa ningún avance en el fútbol peruano. Puro maquillaje. Ver para creer como diría Santo Tomás.