Opinión

Compartir

 

pggpicEn toda justa polideportiiva de rango olímpico, la meta que persigue cada atleta a nivel individual es acceder al podio. Y el objetivo como representación colectiva, a nivel de Comité Olímpico Nacional, es por lo menos igualar y si fuese posible superar, la gestión antecedente.

En 2010, Paraguay participó de la histórica primera edición de unos Juegos Olímpicos de la Juventud con un reducido grupo de cinco atletas en cuatro disciplinas que nos representó en Singapur, en la primigenia edición de esta multitudinaria competencia cuatrienal.

Un tenista, Diego Galeano, consiguió destacarse y registrar la mejor gestión paraguaya. Fue en la competencia de dobles de tenis en la que en la semifinal con el venezolano Ricardo Rodriguez, perdió la posibilidad de luchar por el oro el 17-08-10 al caer ante el duo integrado por Oliver Goldin (GBR) y Jiri Vesely (RCH) que al final se quedó con la presea dorada.

En el presente 2014, en Nanjing, una pequeña de estatura pero gigaante en su dimensión como deportista, la amazona Valeria Jimenez, escribió una página histórica para el deporte olímpico nacional, quien al culminar la segunda prueba de la competencia inter continental por equipos, en la que con nota sobresaliente, sin error alguno, con 100% de rendimiento en los saltos, dio un aporte substancial al equipo de Sudamerica que compartió con otros cinco deportistas ecuestres, para llegar a la medalla de plata, quedando cerca del oro que se llevó el fuerte equipo de Europa.

Al derribar sucesivos obstaculos en la segunda jornada de la prueba individual, Valeria no pudo reprisar esa gran gestión inicial. Pero lo que produjo es más que loable, marca un hito y ha sido el punto más alto de la participación paraguaya en estos juegos y en la historia olimpica juvenil nacional, que se cerró en la jornada del domingo 24 de agosto con el sexto puesto en la final B de la jabalinista Araceli Llanes.

Otros integrantes de la embajada olimpica nacional en los juegos de Nanjing 2014, cerraron su gestión  con no menor destaque, pese a no registrar medalla, como Alejandra Alonso, la ejemplar cultora del remo, que se metió entre las seis mejores del mundo, al clasificar para la final A, que completó hoy con gallardía y legítimo orgullo.

El nadador Matías López, que en su primera participación se metió entre los 12 mejores del mundo en los 200 metros combinados y llegó a su pico en la prueba de 200 espalda, en la que batió el record nacional y consiguió acceder a la final A en la que culminó octavo.

Michelle Valiente y Erika Mongelos, invictas en sus cuatro primeras presentaciones, avanzaron primeras en su serie a octavos de final, donde Republica Checa cortó su avance. Los varones, Elioth Frutos y Renato Bogarín, con dos derrotas en la etapa previa, en la fase de 24 consiguieron imponerse para avanzar a octavos, llegando a completar su participación en el mismo nivel que las damas.

La tenista Camila Giangreco, que estuvo cerca de sacar del torneo a la profesional bielorrusa número 378 del orbe, Iryna Shymanovich, ganandole un set y cediendo recien en la tercera manga con apretado 5-7. En dobles mixtos, junto al brasileño Marcelo Zormann Silva consiguió dos sucesivos triunfos y llegó hasta cuartos de final. Tambien en dobles damas, superó una etapa con Doménica González. En siete partidos, obtuvo cuatro victorias.

Tambien completó actuación el solitario exponente de otro deporte que ha sobresalido ultimamente, de la mano de todo un fenomeno como Marcelo Aguirre.

El deportista nacional, Alejandro Toranzos, ganó una experiencia única, que también es un factor más que alentador, a sabiendas que fuera de Aguirre, el nivel del tenis de mesa paraguayo, antes de Marcelo practicamente borrado de la escena internacional, está muy distante de las mayores lides de rango olímpico.

Podemos decir con total seguridad, que tenemos embajadores de lujo en China, que estamos en la buena senda y que pese a las obvias y conocidas limitaciones con las que tropieza para su desarrollo el deporte paraguayo, estos chicos muchas veces en desigualdad que condiciones con sus pares, equilibran y hasta sobrepasan sus naturales chances, con el fuego sagrado de su innata calidad.

2014valeriajimenez

Valeria Jiménez, gana la primera medalla paraguaya en China, segunda de la historia.

Compartir

 

pggpic

Terminada la participación de Nacional en la copa Libertadores de América, nos queda un extraño grato sabor pese a que perdió la final.

Es que así como hay triunfos humillantes, existen derrotas que enaltecen.

Por eso, el corolario de la gestión nacionalófila, nos deja esta tan grata sensación de satisfacción por la forma como supo representarnos con el premio del deber cumplido y un subcampeonato que aparte de Olimpia jamás había registrado institución alguna en nuestro medio a nivel continental.

Lo que la Academia produjo en esta Libertadores es algo raalmente edificante, inédito, inolvidable, aglutinante y ejemplificador.

Uno de los hechos más significativos, fue que a su nombre antepuso la palabra causa. Fue realmente no un club paraguayo sino toda una Causa Nacional deportiva, la que asumió el tricolor.

La muestra de simpatía que despertó en la afición nacional ha sido inconmensurable e incluso trascendió la frontera, manifestándose en la propia Buenos Aires, como nos describió nuestro corresponsal Osvaldo Dominguez Maciel.

Practicamente se puede decir que hubo un sentimiento unánime de apoyo a Nacional. Y eso jamás se había manifestado de manera tan contundente.

Entre los tantos twits que leimos en estos dias, hubo uno sumanete pintoresco que retrata esta realidad con sano humor: "Ahora que se eliminó Nacional, pueden regresar todos a sus respectivos clubes".

Y también regresamos a la rutina de las competencias domésticas. Pero solo por unos dias, pues ya llega otra importante competición en la que estarán incursos nada menos que cuatro equipos paraguayos: Cerro Porteño, Libertad, General Díaz y Deportivo Capiatá.

Que hacia ellos se pueda extender esa corriente tan auspiciosa de apoyo de nuestros hinchas, porque ciertamente no solo representan sus propios colores sino al pais. Que lo sepan hacer con tanta hidalguía como la que a raudales desplegó el Nacional Querido en la Libertadores.

 

Compartir

 

pggpic

Nos hizo sufrir y mucho. Parecía que el invicto de la Academia como local se desvanecía. Pero a este equipo dirigido por Gustavo Morínigo no se le puede dar por muerto mientras todavía quede un segundo de lucha y entrega que le reste brindar, como ocurrió en esta historica noche del 6 de agosto de 2014.

Si fue histórico lo del Mineirao o Liniers, lo de esta noche es verdaderamente apoteósico. Nacional empató en la agonía misma del partido. El gol partió de los botines de Julio Santa Cruz. Pero fue quizá consecuencia de una fuerza espiritual, mental, anímica, encaminada hacia el arco de los azulgranas por miles de nacionalofilos, de paraguayos que estaban en el Defensores, que lo vieron por TV y siguieron el juego por radio e internet en todo el pais y especialmente en la Argentina, desde donde nuestro corresponsal Osvaldo Dominguez Maciel, ni bien terminado el partido nos pasó el hermoso articulo inspirado en la reacción de la colonia paraguaya que celebró por las calles bonaerenses al conjuro de la frase: "Se siente, se siente, Erico está presente".

Más que anecdótico incluso en el aspecto periodístico es este resultado que dejó una lección al medio deportivo especializado del hermano país más importante e influyente ("Olé"), que por ganar segundos a la competencia, alzó en su edición digital en internet la información que había ganado San Lorenzo 1 a 0.

Otro testimonio que trae nuestro portal es la jugada misma del gol que encabeza la crónica del encuentro y que fue captada por la agencia AFP donde se reproduce el momento preciso del toque hacia la red que da Julio Santa Cruz, anticipandose al defensor Fontanini, con un cartel de fondo que reza: "Gracias Nacional!!! Esperanza...." (ya no alcanzó la camara a registrar las dos ultimas palabras "del autismo"). Para más, el mensaje escrito en letras negras, trae resaltada en rojo la E (de Erico).

Otro hecho singular que rescatamos. El presidente académico, Robert Harrison, reconoció después del encuentro que lo que más le emocionó en la noche, fue el aliento espontáneo, sincero, de toda la ciudadania que demostraba su simpatía y adhesión al equipo, incluso durante su traslado en bus hasta el Defensores del Chaco. 

 

Más allá de lo que pueda pasar dentro de una semana en el Nuevo Gasómetro, Nacional sigue haciendo historia y es un hermoso motivo de unión de los paraguayos.

 

Arequipa - Perú 2018

Corporación Deportiva Fénix

baires2018

Niní, Mujeres reales!