Opinión

Lun12Nov 2018
Compartir

Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Sport Boys parece finalmente salvado del descenso en el campeonato descentralizado luego de su inobjetable triunfo de este sábado por 3 a 1 ante los huaracinos de Sport Rosario, que deberá acompañar a la segunda división a Comerciantes Unidos de Cutervo, por lo tanto, militar el año 2019 en la categoría inmediata inferior del fútbol peruano.
Satisfacción a la hora undécima entre la gente rosada porque el torneo le ha sido muy esquivo, en honor a la verdad nunca llegó a ser protagonista de la temporada y se debió conformar con ser uno más. Se codeó desde las primeras fechas con los coleros y cuando pretendió despertar tenía un panorama desolador al frente.
Hay algunas conclusiones que no debemos perder de vista, porque hablar del Boys es hablar de un club señero, con historia y tradición, con títulos que se han dado a lo largo de su existencia en el círculo rentado del balompié profesional.
Boys no puede estar preocupado de formar un equipo sólo para salvar la categoría. Muchas contrataciones (una vez más) en el año que termina, cinco entrenadores (?) y un buen número de jugadores con experiencia que no aportaron, más bien originaron una sangría cuyas consecuencias se seguirán viendo en los próximos meses, o no sabemos cuanto tiempo más. Planillas postergadas y acumulación de deudas no es un síntoma de una conducción sana.
Por encima de ello se repite una verdad que muchos se resisten a aceptar.
Y pasa por la poca respuesta de la afición que sólo se hace presente en los grandes partidos o, en el peor de los casos, cuando el equipo está en cuidados intensivos.
Hace sólo algunas semanas, Boys jugó en el Nacional con Universitario y recaudó más de 700 mil soles, cifra superior a los 200 mil dólares. Pocos equipos pueden exhibir una taquilla tan gratificante. Este sábado se presentó en el Miguel Grau del Callao donde hubo no menos de 7 mil espectadores, posiblemente la mejor asistencia de los últimos meses jugando de local.
Se ha roto esa ligazón entre los hinchas y el primer equipo, nos preguntamos ?
Qué puede estar sucediendo cuando el equipo lo que demanda es el apoyo de sus seguidores.
Habrá algún día un movimiento para que el hincha sea aportante, para que no esté esperando que le pasen un boleto y entre al estadio sin pagar.
¡Vamos ya es hora de cambiar!

Jue8Nov 2018
Compartir

Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Con los partidos entre Juan Aurich - Universidad César Vallejo y Cienciano - Carlos Manucci este domingo 11 el torneo de la Segunda División jugará la primera fecha de la fase semi final que definirá tras los cotejos de vuelta, a los dos clasificados para discutir el único ascenso al Campeonato Descentralizado temporada 2019. Hablamos de único ascenso por esta vía porque como viene ocurriendo en la Copa Perú, el campeón de igual manera se hace de un cupo para aquel certamen profesional.

La segunda jugó con 15 clubes y ya se conocen los dos que descendieron, en este caso, Willy Serrato de Pacasmayo y Alfredo Salinas de Espinar. 

Lo llamativo del certamen es que acceden a esta definición cuatro clubes que han estado en la división rentada durante muchos años, en especial, Juan Aurich que viene practicamente desde la década del 70 junto a Carlos Manucci de Trujillo, sumándose luego la Universidad César Vallejo, y para no quedarse en situación inconfortable Cienciano del Cuzco que en el año 2003 se consagró ganador de la Copa Sudamericana, triunfando sobre River Plate en choque desarrollado en el estadio de la UNSA de Arequipa.
Es decir, los cuatro tienen una amplia permanencia en la división de honor, de la que han sabido adueñarse del título nacional caso del "Ciclón del Norte" u concurrir a la Copa Libertadores de América, pero también han descendido e incluso han estado a punto de desaparecer como sucedió décadas atrás cuando el Aurich se fusionó con el Deportivo Cañaña y saltó al escenario un híbrido que trajo muchos dolores de cabeza a los verdaderos seguidores de esta querida institución.
De los 4 aspirantes, las cifras marcarían que Cienciano es el más convocante, aunque debemos precisar que el público supo apoyar a Real Garcilaso también representante del Cuzco, que desde el año de su ingreso a la élite profesional esto es el 2012, siempre estuvo peleando los lugares de vanguardia, clasificando a diversos torneos internacionales. Creemos que el cuadro celeste le quitó protagonismo a Cienciano.
Ahora el suelo está parejo y quedan los cotejos decisivos. Hay plazas que no tienen fútbol profesional como Trujillo y Chiclayo y estamos convencidos que la afición reclama actividad semanal.
La redonda ya está en circulación. Es cuestión de jugar limpio, esperar arbitrajes correctos y animar a cada equipo en busca de sus objetivos.

 

Jue8Nov 2018
Compartir

Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Si a Manuel Burga le cargaron la mano por cualquier majadería que ocurría en la Videna, y supo resistir porque jamás renunció a la presidencia de la FPF, es inexplicable que un individuo como Edwin Ovideo con una serie de problemas extradeportivos a cuestas, se mantenga en el cargo como nada sucedería.

Desde muchos frentes, incluso el Poder Ejecutivo, se ha invocado que dimita y deje el camino libre para que la FIFA no suspenda al fútbol peruano, lo que traería problemas en el corto plazo, hasta que se resuelva su situación si es que, como corresponde, el Congreso de la República no da marcha atrás y ratifica en segunda votación las modificaciones de la "Ley del Fortalecimiento".

De eso se trata, el Poder Legislativo está en su pleno derecho de impedir que Oviedo use el cargo para "blindarse" y no dar la cara en una serie de acusaciones que lo persiguen. Precisamente por ello modificó los términos de la ley que en forma apresurada promulgó meses atrás prolongando su mandato y disponiendo elecciones en el 2020, proceso que se dará en todos los estamentos federativos.

Mientras tanto, la advertencia es clara y confirma que muchas veces se emiten opiniones que no coinciden con la verdad.

En este asunto habría que preguntarse si acaso no justificaba que el proyecto de ley, que incluía modificaciones al texto original, habría sido mucho más sensato que volviera a comisiones para un análisis más exhaustivo.

En la prensa se han leído comentarios que "no pasaría nada" desde que el congreso decidió hacer cambios a la ley, Hoy la cosa apunta de otra forma porque el documento de dos páginas de la FIFA pone los puntos sobre las íes y su redacción tiene una sola interpretación. Si se promulga la nueva versión, habrá suspensión del fútbol nacional.

Lo juicioso es lo que corresponde a un dirigente que pueda mostrar un ápice de afecto y respeto por el fútbol peruano.

Si lo tiene Oviedo, el camino es uno sólo. No hay ninguna alternativa. La situación de Oviedo es insostenible y no cabe que insista en permanecer al frente de la FPF.

De no hacerlo nos veremos envuelto en cosas de mayor calibre que incluso podrían determinar que Ricardo Gareca revise su permanencia en el país.