opinion2El club Libertad está de duelo múltiple. En una semana aciaga, tres destacados y conocidos gumarelos, el propio presidente del club comisario Mario Agustín Saprisa Nunes y dos docentes del area de los deportes y la educación física como los profesores Amilcar Colmán y Antonio Torres Mello, dejaron de existir.

El comandante Saprisa ha tenido especial participación en horas de gloria del club y de conquistas en los dos deportes principales que cultiva, el futbol y el básquetbol. Pero lo que quizá más recuerdan y valoran los gumarelos, fue la conducción directriz que le cupo en las horas mas amargas de la vida institucional albinegra, cuando bajo su presidencia, el club volvió a recuperar la categoría de honor del balompié nacional, despues de haber jugado un par de temporadas en la principal división de ascenso.

Por eso y con toda justificación la APF y la entidad de Tuyucuá decretaron duelo.

En curiosa y triste coincidencia, antes del inesperado episodio de la muerte del titular liberteño, se produjo el deceso de uno de sus fervorosos seguidores: el profesor Antonio Torres Mello, quien se desempeñó hasta no hace mucho como coordinador de los cursos para técnicos de futbol en la Escuela Nacional de Educacion Fisica, tarea que debio abandonar por su quebrantada salud.

Asimismo el profesor Amilcar Colmán, que ha tenido a Libertad como el club de sus amores, ex director justamente de la misma escuela de formación de profesionales del area de la cultura fisica y primer director académico de la carrera de Ciencias del Deporte de la Universidad Autónoma de Asunción, amén de gran servidor del atletismo, partió hacia la morada celestial junto a esas otras dos conocidas figuras del ambiente albinegro.

Ante el dolor provocado por estos luctuosos hechos, Libertad suspendió su partido por el campeonato metropolitano de baloncesto que debia disputar con el Centro Félix Pérez Cardozo.

A los familiares de estos deportistas reconocidos e identificados con el amor a los colores gumarelos, las condolencias y votos de cristiana resignación.

Corporación Deportiva Fénix

bolivarianosstamarta2017

ODESUR Juventud 2017

Niní, Mujeres reales!