Jue10Ene 2019

Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Decreto Supremo 005/2019 publicado ayer en el diario oficial El Peruano por el Ministerio de Economía y Finanzas autoriza una transferencia de 188 millones de soles, alrededor de 57 millones de dólares, para la financiación de la Copa del Mundo Sub 17 que nuestro país organizará en Octubre próximo.
Ese dinero deberá ser administrado por el directo beneficiario el Instituto Peruano del Deporte que coordinará con la institución responsable de su organización la Federación Peruana de Fútbol, que es la que pidió y postuló ante FIFA para llevar adelante el torneo ecuménico. Hasta donde recordamos fue el único interesado en concretar la cita.
Abrimos muy bien los ojos porque Perú está lleno de eventos internacionales este año, que ya habíamos destacado en un artículo anterior.
Ahora en Enero el Rally Dakar, más adelante en Julio los Juegos Panamericanos y luego el Mundial Sub 17, son tres grandes esfuerzos que está haciendo el país y que merecen todo el apoyo del público para corresponder a su organización. El Dakar tomó forma desde principios de Enero y ha encendido las pasiones en el territorio nacional donde la convocatoria es abrumadora.
Carlos Neuhaus, presidente ejecutivo del COPAL, ha reseñado que demorará en prender el interés pero conforme pase el tiempo la cosa será impresionante. No tenemos dudas sobre el particular, claro que sí, la presencia de grandes estrellas de las disciplinas deportivas ofrecerán en Lima un espectáculo nunca antes visto.
Lo lamentable de todo esto es que el país anfitrión no tendrá incidencia medallera, nos costará una barbaridad subir al podio y colgar alguna presea. Si bien Neuhaus no lo dice, nuestras chances son muy limitadas y creemos que allí tenemos un gran déficit, lo que esperamos no origine comentarios adversos al admitirse desde mucho antes que alcanzar sitios de privilegio es una empresa titánica.
Volviendo al tema inicial, el desembolso de 188 millones de soles es una barbaridad, en un país con tantísimas necesidades y urgencias, con reclamos sociales por calles y plazas, donde podríamos atender otras prioridades y darle una mejor calidad de vida a la gente, parece que el capricho de Edwin Oviedo de quedar bien con Gianni Infantino nos ha llevado a este despeñadero.
La verdad que debimos meditar mucho más semejante gasto. Es cierto que habrán inversiones en infraestructura en los escenarios de Lima y provincias, sin embargo meter la mano al bolsillo para sacar 188 millones de soles hay que tener cuajo ...