Columna de Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Habíamos hecho mención en un artículo anterior lo que nos parecía, por un lado, adecuado y oportuno, que tuviéramos una nueva infraestructura en materia de escenarios deportivos con ocasión de los Juegos Panamericanos de Lima.
Lo que dejamos entender en sus líneas finales es que hay muy malos antecedentes en materia de la protección y cuidado de las inversiones, porque simple y llanamente, la dirigencia estima que su labor termina con el evento en sí y la rendición de cuentas, cuando de lo que se trata es que haya una total preocupación para saber que en el futuro, cómo esos escenarios no van a ser depredados.
Nuestra realidad indica que somos muy tropicales y hasta cierto punto, efectistas, dejamos que el tiempo se nos recuerde por la gestión, pero no cumplimos con la otra parte del libreto. Quién protege lo que se invirtió ?, Cómo hacemos para evitar que esas facilidades que se están construyendo sean de verdad, el legado, en este caso, de la organización de los Juegos Panamericanos ?
Lima se renueva y si la capital peruana en materia de nuevos escenarios cobra una dimensión superlativa, no es para que haya abandono y el malhadado deterioro de canchas, pistas atléticas, coliseos, etc., para que en unos años, entonces, comencemos a lamentarnos.
La formación de un patronato, medida que muchos han propugnado, no tuvo los resultados aparentes en ocasiones precedentes.
Aquí lo que se requiere son acuerdos transversales, comenzando por el Poder Ejecutivo representado por el Instituto Peruano del Deporte y el Comité Organizador de los JJPP (COPAL), la Municipalidad Metropolitana de Lima (entidad a la que le dieron su organización) y un organismo privado que bien podría ser una universidad para que haciendo un esfuerzo conjunto se preserve su valor y uso en el tiempo.
No estamos para perder lo invertido.
Da que hacer que Lima con tantas necesidades postergadas en educación, salud, seguridad ciudadana se pueda dar el lujo de echar a perder lo que ha sido el más grande presupuesto de la historia deportiva del país en materia de infraestructura.
Estamos a la espera que esto se produzca. Y se debe producir con muchísima anticipación. Tomar decisiones in situ, con los juegos a plenitud, sería un suicidio.

Arequipa - Perú 2018

Corporación Deportiva Fénix

baires2018

Niní, Mujeres reales!