Bruno EspósitoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Ingresar a la vida periodística de Corporación Deportiva Fénix del Paraguay debe tener sabor a encanto, porque se trata de incorporarte a un mundo que con fantástica visión el señor padre de Pedro y luego, Pedrito, con su perseverancia y testarudez han hecho de esa plataforma informativa múltiple que tengamos sino todo, casi todo, de lo que es el deporte amateur expresado por profesionales del micrófono y la pluma.
Conocí a Pedro allá por el año 81 cuando como director de Radio Callao en ese entonces, luego Callao Super Radio, me tocó viajar y cubrir en Asunción un sudamericano de menores de voley femenino, donde la selección peruana sufrió en la finalísima una estrepitosa derrota por 3 a 0 ante Brasil cuya figura principal era Luisa Machado, quien después de esa fulgurante aparición no se supo más de ella.
La tierra caliente de los guaraníes había sido muy propicia para dos peruanos en particular. El querido y recordado profesor Carlos Rojas y Rojas, entrenador de básketball, cuya carrera más destacada la hizo con los colores paraguayos, en tanto que otro renombrado connacional, Conrado Pérez Olivos se preocupó de enseñar los secretos de la natación y generar más de un logro en beneficio de su práctica. Echaron raíces, que duda cabe, dos embajadores del deporte peruano.
En medio de esa vorágine de partidos diarios, remembranzas y copetines repetidos con Carlos y Conrado con quienes me conocía hacía mucho tiempo, los días pasaron sin darme cuenta y en aquel coliseo pequeño con poco público ubicado en la parte más alta, o para ser más exactos en el techo, me tocó relatar para el Perú y conocer a Pedro García Garozzo.
No fue un hola cómo estás y punto.
Todo lo contrario, se trató de un aparte en nuestras vidas, hermanando en primer término, los espacios deportivos de ambos países, convirtiendo la radiotelefonía en un placer inmenso e incesante de saber que cada quien hacía lo que más le gustaba, relatando, informando, vendiendo, renegando, formando generaciones de gente que se lanzaba al estrellato, admitiendo que "no se gana, pero se goza".
Hoy que el destino ha querido que llegue al público del mundo a través de Corporación Deportiva Fénix sólo palabras de gratitud a Pedrito, sabiendo que los tiempos modernos nos han golpeado. No son las cosas como hace décadas atrás, que ya no hay forma de hacer lo que se hacía con tanta imaginación en el pasado, cuando si podíamos transmitir desde un altillo y corriendo 500 metros de cable telefónico si hubiera sido necesario, allí estábamos.
Tiempos aquellos, tiempos imperecederos que no volverán nunca más.

 

 

RUMBO A LOS PANAMERICANOS DE LIMA 2019 -  La columna de Bruno Espósito

Por Pedro García Garozzo.

 

 

Nos estamos acercando con la celeridad irrefrenable con la que avanza nuestro tiempo, a una nueva cita cumbre del deporte olímpico continental: los Juegos Panamericanos de Lima 2019, que se celebrarán en la tierra de los Incas (que ya ha albergado juegos suramericanos y bolivarianos) del 26 de julio al 11 de agosto del año que viene.

Para Paraguay esta justa polideportiva internacional tiene una significación muy especial despues del gran suceso, el mayor de su historia, en Cochabamba, Bolivia en los Juegos de la Odesur 2018.

Lima ya vive intensamente la previa a tan magno acontecimiento. Y si hay alguien que merece la consideración - sin temor a equivocarnos - del más idóneo exponente de la comunicación deportiva de la hermana nación y con más experiencia en coberturas de eventos de rango olímpico, es BRUNO ESPOSITO.

Entre los principales eventos cubiertos figuran los Juegos Olimpicos de Moscú 1980, Los Angeles 1984, Seúl 1988, Atlanta 1996, Sydney 2000, Atenas 2004, Beijing 2008 y Londres 2012; los Panamericanos de Santo Domingo 2003, los Juegos Suramericanos Rosario 1982, Lima 1990, Buenos Aires 2006 y Medellín 2010, amen de los bolivarianos cumplidos en el Perú.

Tambien informó en directo los mundiales de fútbol de España 1982, Méjico 1986 e Italia 1990.
Otra importante cobertura fue la primera pelea por un título mundial categoría super mosca de un boxeador peruano que se celebró el 24.02.1983, en Tsu, Japón entre Jiro Watanabe versus retador Luis Ibáñez.
No faltó el deporte insignia del Peru, el voleibol, con transmisiones de los Campeonatos Mundiales de Voley Femenino de Mayores de Lima 1982 y Praga, Republica Checa 1986.

Que semejante figura, respetada y valorada por su conocimiento y trayectoria, haya aceptado integrarse a nuestro grupo como responsable de una columna que a partir de ahora ofrece a los seguidores de Puro Deporte y con descripciones de audio para nuestro Servicio Polidifusor, es un privilegio y un gran honor para nuestra organización.

Gracias amigo Bruno, por este aporte tan importante que jerarquiza nuestro trabajo.

 

 

Arequipa - Perú 2018

Corporación Deportiva Fénix

baires2018

Niní, Mujeres reales!