opinion2Está muy bien que el ente estatal se preocupe por hacer cumplir los preceptos constitucionales. Está muy bien que se ocupe (aunque el tema no es nuevo y data de varios años atras) por precautelar los derechos de los atletas paraguayos de practicar la disciplina que eligen, con igualdad de oportunidades como lo garantiza la Carta Magna de la República.

Pero también, así como se preocupó de este asunto cuando mediáticamente alcanzó una especial difusión, debería abrir los ojos que los mantiene cerrados mucho más tiempo que el transcurrido desde la adopción de la medida que considera a los jugadores paraguayos de élite como si fueran extranjeros.

Hace 40 años la Confederación Paraguaya de Basquetbol fue victima de un atropello, de un despojo, sin resarcimiento alguno hasta ahora. Y la hoy SND, entonces Consejo Nacional de Deportes y despues Secretaria General de Deportes, no movió un solo dedo cuando también - vaya paradoja - un propio ente estatal como la Municipalidad de Asunción, cometió este grave atentado contra una entidad federada deportiva paraguaya.

Y lo que es más grave aún: desatendió y sigue sin respetar, dos fallos de la Corte Suprema de Justicia con caracter definitivo, que le obliga a devolver su sede propia usurpada y el estadio Comuneros de su propiedad a la Confederación Paraguaya de Basquetbol.

Así como hoy, la SND se rasga las vestiduras porque se plantea una disposición anti constitucional (que por unanimidad la aprobaron todos los clubes participantes en la temporada 2017, como lo hicieron en las precedentes), debiera con mucho más razón interponer su gestión para reclamar el justo derecho que le ha sido negado al ente baloncéstico nacional en tan largo e injusto litigio.

 

Ahora sale a defender - y está bien que lo haga - a los atletas. Nunca hizo nada por asumir la defensa de una entidad federada que era victima como la CPB de una indebida expropiación, jamás compensada.

En ambos casos de igual manera debiera actuar la SND. Sin embargo, no lo hace de esta forma. Se yergue en organismo tutelar del cumplimiento de la Carta Magna en el caso del reclamo presentado por Javier Martinez para que se borre la medida de cupo de jugadores paraguayos de élite. Pero se desentiende por completo y asume la detestable actitud de Pilatos en un problema mucho más antiguo y de consecuencias nefastas para el deporte que dió las primeras glorias deportivas al pais y dejó de brindarlas a tiempo en que un ente gubernativo nacional le asestó un golpe de KO, pese al cual sigue contra viento y marea batallando, siendo capaz de generar resurgimientos como el de la época del Palacio de los Deportes de los años noventa y este renacer actual con finales espectaculares, de lo que es exclusivamente responsable el propio basquetbol con una costosa autosuficiencia que nada tiene que ver con algún apoyo estatal.

O acaso con su silencio (quien calla otorga) avala que la Municipalidad viole la norma constitucional y la tan conocida prelación de las leyes, en la que hasta cualquier profano sabe que lo que dispone la Corte Suprema de Justicia con caracter definitivo (y en este caso por partida doble) es indiscutible y se debe cumplir a raja tabla? No es la posición de "ñembotavy" de la Comuna contraria a lo que expresamente establece la Constitución Nacional?

 

Esperamos que este celo por el orden institucional que debe imperar en el pais en todos los àmbitos y el deporte no puede ser la excepción, tenga alcance tambien en el tema Comuneros.

Duele ver que el Estado (llamese gobierno central, comunal o la propia Secretaria Nacional de Deportes) se acuerde del basquetbol cuando haya que asestarle golpes (como la expropiacion) o sanciones y se olvide por completo a la hora de darle el apoyo que necesita para recuperar la preminencia que tuvo en tiempos lejanos y que no la perdió por su propia responsabilidad, sino por la irresponsabilidad de quienes han atentado contra su vida y supervivencia. 

Corporación Deportiva Fénix

cocha2017

Niní, Mujeres reales!

bolivarianosstamarta2017