Opinión

Jue14Mar 2019
Compartir

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Días atrás nos referíamos a la situación del voley nacional, sus perspectivas con miras a los Juegos Panamericanos de Lima, donde sólo si acaso nuestros rivales concurran con equipos "B" o juveniles, podríamos tener alguna chance de quedar entre los primeros. Será muy difícil confrontar a Estados Unidos, República Dominicana, Brasil, Argentina, Colombia y los dos clasificados por definir que serían Puerto Rico y Canadá. Con Perú se conformarán las dos llaves para disputar el pase a semifinales y finales. Complicado por donde se le mire.
Mientras tanto la junta directiva "parchada" de la FPV que ha sufrido cambios y relevos en cuanto a sus dirigentes tomó algunas decisiones, convocando a la subcampeona olímpica Gina Torrealva para que se encargue de las divisiones menores junto a Janet Vasconzuelos. De esta última es un caso poco frecuente por cuanto Janet cuando jugaba en los torneos promocionales en la recordada Bombonera del Estadio Nacional logró ser ganadora de las tres categorías, infantil, juvenil y mayores defendiendo los colores de la Liga Provincial de Lima.
No se conocen experiencias de ambas ex seleccionadas a cargo de equipos de la FPV. Ambas sólo tienen harta trayectoria con academias formativas, es decir, para una y otra se tratará de la primera prueba porque ni siquiera han estado al frente de algún club en las ligas nacionales, por lo tanto, por donde se le mira, se trata de un experimento del organismo rector que ojalá se convierta en un acierto. Y claro que sí, podemos hacer alguna conjetura en favor de ello porque conocemos la valía de Gina, en especial por su trabajo de conductora a nivel escolar, y como queda dicho, en academias dedicadas a la formación de niñas.
Se presupone que ambas contrataciones tienen el visto bueno del español Francisco Hervás considerando que el director técnico de mayores debe articular todas las medidas que considere útiles para el gran reto que tiene entre manos. Eso lo debemos dejar como asumido porque como es fácil imaginar, en un trabajo corporativo la jefatura es la que propone las acciones más sensatas y adecuadas para obtener resultados.
Es un tema complejo. El voley no pasa por un momento feliz, Eso lo decimos hace ya mucho tiempo. Sin embargo debemos entender que todos los esfuerzos están orientados a salir de este estancamiento. Ojalá esta vez los aciertos sean mayores que los errores dirigenciales. No hay más tiempo para perder en un deporte que nos ha dando tantas satisfacciones.

 

 

Mié6Mar 2019
Compartir

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Semanas atrás habíamos hecho mención a las obras que COPAL venía ejecutando en la Villa Deportiva Nacional (Videna) en San Luis camino a los Juegos Panamericanos que se realizarán desde el 26 de Julio próximo. Un poco más de cuatro meses nos separan del gran evento deportivo que nos tendrá ensimismados en una cita jamás vista en Lima y cuyo nivel podría acercarnos a registros y marcas de categoría mundial, si nos remitimos a ciertas disciplinas que clasificarán a sus mejores atletas a los Juegos Olímpicos de Tokio en el 2020.
Lo que importa a la fecha se desdobla en dos asuntos: la preparación del equipo peruano que tiene sus bemoles y puntos más bajos que altos, así como la edificación de los numerosos escenarios que, en algunos casos, están siendo totalmente remodelados y en otros construídos desde cero. Luego vendrá el tercer problema que significa quien asume el legado de las obras y como se preservan todas esas fantásticas inversiones en la capital y en el Callao.
Hace unos días una delegación congresal tuvo oportunidad de visitar la Villa Deportiva Regional del Callao y pasar revista a las sustanciales mejoras en el Estadio de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, que años atrás cuando el Comité Olímpico Peruano era presidido por José Quiñones, se dió a conocer que la cuatricentenaria casa de estudios quedaría señalada para servir de campo autorizado con miras a los Panamericanos.

uapban
En el Callao, recorrieron el Polideportivo que será sede del voleybol y el taekwondo, en tanto que en los Panapanamericanos se empleará sólo para la disciplina oriental. Se ha informado que en el transformado coliseo Miguel Grau con capacidad de unos 6,000 espectadores ya se están instalando los pisos flotantes que recomienda la FIVB. Esperamos que el organismo no se esté ganando alguito como décadas atrás cuando siempre aparecía una movida rara a cargo del mejicano Rubén Acosta.
Además el coliseo Grau que luce espectacular servirá para otros deportes como la lucha amateur, lucha grecoromana y el boxeo.

La oficina de prensa de COPAL ha informado que se han ensanchado las escalares de evacuación, se han instalado varias rampas de acceso al coliseo bellavisteño, entre otras mejoras donde cierto es la población chalaca aguarda con gran entusiasmo el desarrollo de los juegos.
Que no decaiga el entusiasmo, ni el espíritu de un trabajo serio y dedicado desde el primer día sembrado desde años atrás. Hay que saludar esa corriente positiva que no caiga, pese a las adversidades que nos suceden y otros problemas que nadie puede dejar ignorar.

 

 

Mar5Mar 2019
Compartir

 

 

Bruno EspositoEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Desde el descenso de Alfonso Ugarte, equipo representativo de la ciudad lacustre de Puno ubicada en el sur este del Perú, el fútbol profesional estaba ausente en el gélido departamento. Recordemos que Ugarte jugó Copa Libertadores de América el año 1976 en su condición de subcampeón nacional, sembrado en la misma llave con Alianza Lima, Millonarios e Independiente Santa Fé de Bogotá, Colombia. No le fue bien al cuadro que dirigía en ese entonces Walter Milera, ex zaguero de Sport Boys, ni siquiera con el aporte de la altura de su ciudad.
Hace unos tres años apareció en la Copa Perú el club Binacional de Puno, que sin embargo cuando logró su ascenso trasladó su localía a Arequipa. Ahora lo está haciendo en Juliaca, cosa mucho más coherente. Ofrece una campaña sorprendente por cuanto en tres fechas ha conseguido la totalidad de los puntos. Es el líder absoluto del Apertura. Como carta más reciente goleó el sábado pasado por 3 a 0 a Deportivo Municipal. La semana pasado le había hecho 4 tantos a Academia Cantolao en el Miguel Grau del Callao.
Hasta allí el panorama futbolístico. El aspecto que nos ha dejado una impresión muy grata ha sido la masiva asistencia que llevó el cuadro celeste de Binacional el último sábado en el estadio de Juliaca, que de acuerdo a las imágenes de la televisión (no se dió jamás la asistencia y recaudación como debería ser) superó los 20 mil asistentes lo que quiere decir que tenemos en nuestro medio otro club capaz de poder hacer un año sostenido desde el punto de vista de sus ingresos.

 

uapban
Es cierto que este comentario suena a prematuro. Es muy temprano asegurar si Binacional será protagonista y que se mantendrá el apoyo de la gente; sin embargo todo indicaría que los puneños ávidos por seguir a un equipo lugareño, que les ofrezca resultados apetitosos, están dispuestos a colaborar con el cuadro y de esta forma, sumar con su presencia y adquisición de entradas. Esa es la manera en que los hinchas deben tener incidencia sobretodo cuando los equipos necesitan recursos.
Y Binacional no está ajeno a esta situación. Enhorabuena señores de Puno. No faltaba menos. La espera ha sido muy prolongada, cuadro décadas sin fútbol rentado es toda una vida. La satisfacción creemos que hoy vive su público es merecida. Advertir que no todas las horas serán felices. Habrán momentos de desilusión. Pero eso no quiere decir que deberá bajar la guardia.