escalando el Everest

Franz Pierre Rassl Ocampos, montañista paraguayo acaba de realizar una inédita hazaña: escalar el monte Everest, cuya majestuosa cima alcanza los 8.848 metros, el más alto pico de la cordillera del Himalaya y del mundo donde plantó la bandera nacional.
El hecho pese a su carácter inédito e histórico, pasó prácticamente desapercibido, porque prácticamente el protagonista, con perfil bajo, fue anónimamente a escalar hasta tan difícil meta, siendo prácticamente un desconocido en un medio como el nuestro en el que sobran los dedos de una mano para contar los compatriotas que cultivan el montañismo.

Franz (próximo a cumplir 30 años, nacido en Asunción el 24-11-1988) se enamoró de esta disciplina durante el tiempo de su permanencia en el Viejo Mundo.

Hacer “cumbre” en el Everest fue toda una verdadera odisea de diez días de ascenso. “La actividad preparatoria en el Tíbet ya empezó un mes y medio antes de comenzar a escalar” explica el protagonista.

¿Como se comportó el clima en esta travesía?
Fue una buena temporada como se podía esperar en el pico más alto del mundo. Las temperaturas eran un poco más cálidas de lo habitual y los vientos eran más tranquilos.

¿Con qué asistencia contaste?
Fuimos un equipo de nueve miembros, de los cuales seis hicimos cumbre. Algunos compañeros nos cruzamos por el camino. Yo conté con la ayuda de un “sherpa”, llamado Dorji, en todo momento, quien completó por novena vez la travesía. En la cima nos encontramos con mi líder.

Podrías explicar que es un “sherpa”?
Sherpa es el nombre, en realidad apellido, de los hombres que te acompañan y te asisten. Son oriundos de este lugar, de origen nepalí. Ellos ya nacen en las montañas y están preparados para las alturas.

En la cima del Everest¿Que conclusión extraes de esta experiencia y que piensas hacer ahora?
Para mí fue una gran experiencia estar en el Tíbet y conocer más de su cultura. Es un lugar que te llena de espiritualidad que le lleva a uno a descubrirse a sí mismo a través de su cultura y rituales. Ahora estoy pensando escalar otras montañas de más de ocho mil metros aunque aún no tengo definido cuando y donde. Pero definitivamente voy a volver al Tíbet en un futuro cercano.

¿Como fue la experiencia de aproximación a la cumbre y la ansiedad de ver cerca la meta?
Salimos con mi Sherpa a las 10 de la noche del día anterior para atacar la cumbre bajo una fuerte nevasca. Luego de once horas de ardua faena y con un hermoso amanecer en el horizonte, llegamos juntos a la cima. Nos abrazamos y nos sacamos fotografías, y luego de diez minutos volvimos a descender

 

Un merecimiento extra de Franz, convertido el 19 de mayo en escalador histórico y record, fue el haber alcanzado la cima en su primer intento siendo también la primera vez que le cupo escalar a más de ocho mil metros de altura, habiendo solo en el mundo 14 lugares con estas características, seis de ellos en el Tíbet y siendo el Everest el más elevado.

Arequipa - Perú 2018

Corporación Deportiva Fénix

baires2018

Especiales

Kid Masa se puso los guantes luego de 28 años

  SAN JUSTO, La Matanza, provincia de Buenos Aires, Argentina (Por Santi Alvarez/Golpe a Golpe, enviado especial del Servicio Polidifusor de C

05-09-2018
Leer mas

Niní, Mujeres reales!