evanhycomuneros2017-08-09 at 11.12.42

La independencia plena de las entidades federadas nacionales e internacionales en relación a lo que pudiera representar una velada ingerencia o hasta una indebida intromisión del poder político de los Estados en los asuntos estrictamente deportivos contra la voluntad de quienes manejan el quehacer del músculo, es un precepto universal reconocido por los máximos estamentos desde el Comité Olímpico Internacional hacia abajo.

La postura que asumió la Confederación Paraguaya de Basquetbol en su reciente incidente con la Secretaría Nacional de Deportes, felizmente superado sin que llegara a tener consecuencias que pudieron ser nefastas, es un hecho que pone de relieve lo que debe ser la conducta de las federaciones nacionales en situaciones similares, cuando hasta corren el riesgo de ser desafiliadas de sus entes deportivos internacionales.

Pero no es un hecho nuevo. El básquetbol, el deporte más injustamente castigado por instituciones gubernativas paraguayas, tiene ricos antecedentes en la materia.

El más lejano data de 1953 y lo describe el ex presidente de la CPB, don Alejandro Gaona, quien fue uno de los mas grandes e ilustres dirigentes del basquetbol y del deporte paraguayo de todos los tiempos. Estas palabras las pronunció cuando en 2010, la intendenta Evanhy de Gallegos firmó un documento de transferencia de propiedades a favor de la CPB en un acto de suprema justicia para resarcir los daños de la indebida expropiación del Comuneros. Lamentablemente luego, la desaprobó la junta municipal.

Tiempo despues, falleció don Alejandro. Pero su ejemplo de vida sirve de arquetipo y motivo de inspiración permanente para los buenos deportistas.

La postura de este prócer de la dirigencia debe siempre mantener toda organización deportiva, ante una imposición errónea o una desatinada intromisión de un organo estatal como aquella que ocurrió con la delegación paraguaya en el primer mundial de Chile.

La alienante orden del entonces Consejo Nacional de Deportes, era la de retirar el equipo nacional por tener que jugar ante Francia antes de las 48 horas de su presentación anterior.

La valiente posición de don Alejandro Gaona en aquel entonces, evitó que Paraguay fuera desafiliado de la FIBA y permitió que su selección femenina alcance el más alto sitial hasta hoy registrado en este deporte en la rama de damas a nivel internacional (quinto puesto mundial).

 

FOTO: 16 de febrero de 2010. Crown Plaza. Evanhy LAPICERA EN MANO, firma traspaso de 2 terrenos a la CPB. A su izquierda Federico Franco, Marcelo Bedoya y otros. A su derecha Paulinho Reichardt, entonces ministro de deportes

Evanhy fue la UNICA que en su momento puso la cara por el Caso Comuneros y quiso solucionarlo. La politiqueria barata (de la Junta Municipal) borró de cuajo lo que la Intendenta había firmado.

Hoy a 39 años de la pérdida del Comuneros, sigue la sempiterna lucha de la Confederación Paraguaya de Basquetbol todavía sin resultado.

Un injusto y denigrante atropello, como lo mencionaba al comienzo de su alocución en el acto mencionado, don Alejandro Gaona.

Corporación Deportiva Fénix

bolivarianosstamarta2017

ODESUR Juventud 2017

Niní, Mujeres reales!

Especiales

Independencia frente a velada ingerencia o indebida intromisión

La independencia plena de las entidades federadas nacionales e internacionales en relación a lo que pudiera representar una velada ingerencia o hast

09-08-2017
Leer mas